joomla visitor
Auditoría
Graco Ramírez, un nefasto trepador y oportunista
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
Ediciones anteriores

Edición 354

Edición 353

Edición 352

Edición 351

Edición 350

Edición 349

Edición 348

Edición 347

Edición 346

Edición 345

Edición 344

Edición 343

Edición 342

Edición 341

Edición 340

Edición 339

Edición 338

Edición 337

Edición 336

Edición 335

Edición 334

Edición 333

Edición 332

Edición 331

Edición 330

Edición 329

Edición 328

Edición 327

Edición 326

Edición 325

Edición 324

Edición 323

Edición 322

Edición 316

Edición 306

Edición 315

Edición 314

Edición 313

Edición 312

Edición 311

Edición 310

Edición 309

Edición 308

Edición 307

Edición 305

Edición 304

Edición 303

Edición 302

Edición 301

Edición 300

Edición 299

Edición 298

Edición 297

Edición 296

Edición 295

Edición 294

Edición 293

Edición 292

Edición 291

Edición 290

Edicion 289

Edición 288

Edición 287

Edición 286

Edición 285

Edicion 284

Edicion 283

Edicion 282

Edición 281

Edición 280

Edición 279

Edición 278

Edición 277

Edición 276

Edición 273

Suplemento 273

Edición 276

Edición 275

Edición 274

Edición 272

Edición 271

Edición 270

Edición 269

Edición 268

Edición 267

Edición 266

Edición 265

Edición 264

Edición 263

Edición 262

Edición 261

Edición 260

Edición 259

Edición 258

Edición 257

Edición 256

Edición 255

Edición 254

Edición 253

Edición 252

Edición 251

Edición 250

Edición 249

Edición 248

Edición 247

Edición 246

Edición 245

Edición 244

Edición 243

Edición 242

Edición 241

Edición 240

Edición 239

Edición 238

Edición 237

Edición 236

Edición 235

Edición 234

Edición 233

Edición 232

Edición 231

Edición 230

Edición 229

Edición 228

Edición 227

Edicion 226

Edicion 225

Edicion 224

Edicion 223

Edicion 222

Edicion 221

Edicion 220

Edicion 219

Edicion 218

Edicion 217

Edicion 216

Edicion 215

Edicion 214

Edicion 213

Edicion 212

Edicion 211

Edición 210

Edición 209

Edición 208

Edición 207

Voces del Periodista Edición 321

English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 349

IND 1 

Graco Ramírez Garrido-Abreu es la quintaesencia de lo peor del trepador y del oportunista. Agachándose toda la vida ante los infelices que tuvieron la desgracia de ser sus superiores, ha pisoteado todos los derechos de los militantes históricos del PRD para anteponerse a la mera hora, a la cabeza de las listas plurinominales de favorecidos por el dedo amarillo, trátese de quien se trate.

 

Para Celeste Sáenz de Miera.
Mi solidaridad fraterna ante las amenazas de atentar contra su vida.

 

Escogió al estado de Morelos, ayuno de tiradores del sol azteca con posibilidades electoreras, para construir sus peldaños del asalto a la voluntad popular. Sin ser morelense, en un santiamén se aprovechó de las generosas rendijas legales de la residencia para acreditar su falaz pertenencia al colectivo de la tierra de Emiliano Zapata.

Graco Ramírez Garrido-Abreu es tabasqueño, con pésima reputación en su terruño de origen, donde las mentes de inteligencia tropical, proverbialmente astutas, sensitivas y perspicaces, no lo hubieran dejado llegar ni a una regiduría de rancho. Son demasiados sus “atributos” de depredador y mendaz que lo sostienen contradictoriamente, en su loca carrera política, de la que invariablemente saca enorme raja económica.

Se impuso al PRD; el PRI lo hizo gobernador

‎Su llegada a la candidatura al gobierno de Morelos, pues, fue producto de la ausencia de cuadros entrenados en el difícil arte de engañar y hacer todo el mal necesario, según los cánones de los metecos y aprovechados de las posiciones que deberían servir para “el constante mejoramiento social, económico y cultural del pueblo”. Su ascenso al poder estatal, mediante una “concerta-cesión” de la tolucopachucracia a “los chuchos” perredistas –al aspirante del PRI, Amado Orihuela, nunca lo “tragaron” Peña, Vi(rey)garay y Oso…rio–, a cambio de su apoyo al desgraciado “Pacto por México”. Graco llegó al gobierno estatal, gracias al tricolor.

En su desaforada carrera hacia ninguna parte, se juntó con una perredista culta, inteligente y respetada, como Elena Cepeda, que hasta la fecha nadie sabe cómo soporta al tipejo pedestre y dañino en grado extremo, a niveles de esquizoide paranoia y delirios de mitómano.

 

IND 2

 

Hasta la fecha, quien toma las decisiones importantes en beneficio de las franjas vulnerables de la población es Elena, porque es lo suyo. Su trayectoria como encargada de Cultura en diversos gobiernos progresistas de la Ciudad de México, así lo demuestra.

Es la cónyuge, no la primera dama de Morelos, quien carga con las actividades que requieren entrega desmedida, sensibilidad, apoyo popular y capacidad de organización e interlocución con los más necesitados, casi siempre víctimas de su pareja en el poder inflado y derruido con sus procederes de mercachifle insigne. Aunque hay versiones que no es posible soslayar. Que por ósmosis, quizá, Elena Cepeda ya se contagió de todas las maña$ de su “hubbie”.

Palafrenero de los caballeros de la droga

Graco Ramírez Garrido-Abreu, el tabasqueño incómodo, sólo se dedica a lo suyo: ser coyote de los grupos empresariales –legales e ilegales—de Morelos y de la Ciudad de México, que han convertido a Cuernavaca y a su inmensa zona conurbada, lo mismo que a toda la entidad, en un camposanto y en un verdadero edén de las ganancias licenciosas.

Es, sí, obediente palafrenero y lacayo de poderosos caballeros de la metralleta y las granadas de pólvora negra que han generado un horrendo escenario de criminalidad y sabotaje a las causas populares, con alcance de desprestigio internacional, toda vez que aún tienen su residencia en Cuernavaca importantes personajes de las letras y el periodismo extra fronteras, que dan cuenta minuciosa de todos sus estropicios, y que la ignorancia de Graco nunca alcanzará a detectar, menos a sobornar.

Ellos y los periodistas organizados –Eusebio Gimeno es paladín en esta lucha—han relatado en crónicas macabras el diseño de la ruta más propicia que se ha establecido en Morelos para el trasiego de opiáceos y sicotrópicos provenientes de las pandillas rurales que operan en el estado y en las montañas guerrerenses, hoy por hoy, productores de la amapola negra tan cara y codiciada por todos los narcotraficantes del mundo.

“♪Amapola, lindísima amapola… no seas tan…♪”

Operadores y sicarios del narcotráfico que llevaron a cabo, con suma impudicia e inmunidad, muchos de los acontecimientos de Iguala que enlutaron a familias guerrerenses de normalistas de Ayotzinapa, llenaron de vergüenza a los inútiles gerifaltes IND 4apanicados… y a México se lo llevaron de corbata.

La amapola negra que transita a plena luz del día en el estado de Morelos, obviamente con la aquiescencia y participación del gobernador tabasqueño, deja pingües beneficios a todo aquél que acerca su cazuela sin chistar y sin estorbar con la aplicación de elementales deberes de seguridad y decoro.

Graco Ramírez Garrido-Abreu utiliza la menguada fuerza aérea del gobierno estatal y se apoya en los potentes aviones, propiedad del responsable político de la seguridad nacional que aparcan en el aeropuerto de Guadalajara, para transportar la droga hacia los consumidores del centro del país y también hacia el otro lado de la frontera, en complicidad con trasegadores miembros de los escuadrones del Departamento de Estado, la DEA y el FBI, que para eso se pintan solos.

Que “le vale Wilson” todo lo que se opine de él

Acusado por esas actividades en todos los foros de respeto y en todas las plazas públicas estatales y nacionales, tal parece que a este sujeto “le vale Wilson” lo que se opine de su quehacer gubernamental. Él está deslumbrado por las ganancias que dice, lo pueden llevar, sin tocar baranda, a la silla presidencial.

Son demasiados miles de millones de dólares los que ha levantado en escasos cuatro años de “mandato”. Así como son demasiados transeúntes los que han sido “levantados” por las organizaciones criminales para llevarlos al secuestro o al matadero. Son imparables las críticas de ciudadanos y organizaciones civiles quienes demandan su renuncia, casi desde el tercer día que asumió el poder.

Todo Morelos protesta contra el cavernícola

Pero Graco es incorregible. Es villano de nacimiento. Las protestas multitudinarias, encabezadas por el Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos le hacen lo que el viento a Juárez, a pesar de que protestan miles con documentos incriminatorios en la mano… que hablan de los desfalcos al erario estatal, capitaneados por el tabasqueño, las “muertes asistidas” con metralla que pesan sobre su conciencia y la burla general de su equipito a los colectivos organizados morelenses.

‎ El famoso C5, instituido hace unos meses en Cuernavaca, destinado a ser el observador pertinaz de los movimientos delincuenciales y del uso de armas reglamentarias destinadas al uso exclusivo del ejército campean por todos lados, en manos de los sangrientos sicarios, muchos de ellos en las nóminas del gobernador rapaz.

 

IND 3

 

El C5, se ha convertido en una guarida de delincuentes, que pretenden jugar con el explosivo peligro de la dichosa pólvora negra, que lo aprovechan para cuidarse previsoramente las espaldas de sus cientos de enemigos, agraviados por su política de tolete y garrote IND 8sañudo.

A la fecha, no hay rincón urbano y rural del Estado donde no se haya protestado por las cavernícolas prácticas del tabasqueño, y donde no se haya exigido a pecho abierto su inmediata renuncia.

Sólo poderosos intereses de sus favoritos en la cúspide del dinero, empresarios y conspicuos miembros del mayor nivel gubernamental federal protegen y encubren todas sus frivolidades, ocurrencias y caprichos que dejen dinero a manos llenas.

Y la diputación del PRI ¡lo $igue protegiendo!

Su argumento preferido es decir que quienes lo critican, como Alejandro Vera, el rector, es porque quieren evadir una auditoría que él ya brincó mañosamente, con la genero$a ayuda de sus contlapaches ubicados en la Contraloría Interna del gobierno de a mentiritas y con una “oposición” priísta, más maiceada que cualquier otra, que en la Legislatura local encabeza el impresentable Francisco Moreno Merino, quien en su calidad de junior de un banquero habilitado en el desaparecido Obrero y más tarde en Banorte, lo mismo IND 5trasegaba dineros negros para el panista Juan Camilo Mouriño, que más tarde para Vi(rey)garay, hasta que lo echaron vergonzosamente de la Profepa, apenas un año después de que Peña Nieto lo hubiera nombrado en el cargo.

Pero hay también algunos avezados y atrevidos “chuchos”‎, de la crema y nata del sol azteca, que se atreven a defenderlo y promover su figura, hoy por hoy, el sueño guajiro de los traficantes de la preferencia popular, de los negociantes confesos de las empresas encuestadoras que inflan, un día sí y otro más, sus puntos porcentuales de aceptación demoscópica, siempre más falsa que un bilimbique de a dos pesos.

Se empeñan en destruir hasta los cimientos lo poco que queda del partido que emergió con los nobles fines de oponerse a las imposiciones de candidatos descastados. Y hoy tienen el elefante del tabasqueño mentiroso y falso, esperando esa imposición retrógrada, en la recámara de su propia casa.

‎ Es cierto que el sentido común aconseja tener al enemigo cerca, pero no tan cerca que desprestigie a quien lo cobija. Es una rémora más pesada que cargar a un cuñado maltratado y rastacuero en brazos.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: No ha mucho, apenas el 15 de marzo de 2012, le pregunté aquí “¿quién es Jesús Hernández Alcocer, que se ostenta IND 6y cobra como amigo del secretario de la Defensa Nacional, y con pistola de oro a la cintura, dice ser el único que puede conseguir que las dependencias del sector de seguridad compren a los proveedores que él diga? Debe ser muy poderoso, en efecto, pues la dependencia a cargo de (Genaro) García Luna le ha comprado 38 mil millones de pesos, por asignación directa, en los últimos años.”

Pues hoy hay más de este oscuro personaje, quien sigue exhibiéndose como protegido de la SEDENA: ahora litiga en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, que encabeza Edgar Elías Azar, la sucesión testamentaria del fallecido Román Ferrat Solá, colaborador cercano del también finado Jorge Jiménez Cantú.

Lo hace cual sabe hacerlo: presiones a los magistrados, falsedad en declaraciones –desconocen la firma autógrafa del testador—y con la “influyente” alianza del actual director de Control de Amparos de la PGR, Ignacio Gilberto Silva IND 7Hernández, también ex fiscal de Mandamientos Judiciales de la procuraduría de la CDMX. Urge que Elías Azar se asome al asunto y enderece los entuertos para equilibrar la balanza de Temis.

Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía del señor Peña Nieto, ha incrementado su presencia política en su natal Quintana Roo, luego de décadas en las que prácticamente se autoexilió. El triunfo electoral de su medio hermano Carlos para ocupar el mismo cargo que él tuvo en el sexenio 1981-1987 lo ha incentivado a regresar. Su influencia es indudable en Los Pinos y, los últimos dos fines de semana ha “coucheado” a su pariente para la entrevista que el principal ocupante ha sostenido con cada uno de los mandatarios recién electos. ¿Influirá también en los nombramientos del gabinete?

 

www.indicepolitico.com / Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla / @pacorodriguez



More articles by this author

¿Están listos los presidenciables?¿Están listos los presidenciables?
AHORA QUE TODOS ANDAN ALBOROTADOS por los “nuevos presidenciables” y...
En Naucalpan los Compromisos se Cumplen: Azucena OlivaresEn Naucalpan los Compromisos se Cumplen: Azucena Olivares
En Naucalpan los Compromisos se Cumplen: Azucena Olivares Francisco Rodríguez   Con...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 87 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Números Anteriores
348
Banner
347
Banner
346
Banner
345
Banner
344
Banner
343
Banner