joomla visitor
Auditoría
BRICS plantan cara a la guerra financiera de Estados Unidos
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
Ediciones anteriores

Edición 354

Edición 353

Edición 352

Edición 351

Edición 350

Edición 349

Edición 348

Edición 347

Edición 346

Edición 345

Edición 344

Edición 343

Edición 342

Edición 341

Edición 340

Edición 339

Edición 338

Edición 337

Edición 336

Edición 335

Edición 334

Edición 333

Edición 332

Edición 331

Edición 330

Edición 329

Edición 328

Edición 327

Edición 326

Edición 325

Edición 324

Edición 323

Edición 322

Edición 316

Edición 306

Edición 315

Edición 314

Edición 313

Edición 312

Edición 311

Edición 310

Edición 309

Edición 308

Edición 307

Edición 305

Edición 304

Edición 303

Edición 302

Edición 301

Edición 300

Edición 299

Edición 298

Edición 297

Edición 296

Edición 295

Edición 294

Edición 293

Edición 292

Edición 291

Edición 290

Edicion 289

Edición 288

Edición 287

Edición 286

Edición 285

Edicion 284

Edicion 283

Edicion 282

Edición 281

Edición 280

Edición 279

Edición 278

Edición 277

Edición 276

Edición 273

Suplemento 273

Edición 276

Edición 275

Edición 274

Edición 272

Edición 271

Edición 270

Edición 269

Edición 268

Edición 267

Edición 266

Edición 265

Edición 264

Edición 263

Edición 262

Edición 261

Edición 260

Edición 259

Edición 258

Edición 257

Edición 256

Edición 255

Edición 254

Edición 253

Edición 252

Edición 251

Edición 250

Edición 249

Edición 248

Edición 247

Edición 246

Edición 245

Edición 244

Edición 243

Edición 242

Edición 241

Edición 240

Edición 239

Edición 238

Edición 237

Edición 236

Edición 235

Edición 234

Edición 233

Edición 232

Edición 231

Edición 230

Edición 229

Edición 228

Edición 227

Edicion 226

Edicion 225

Edicion 224

Edicion 223

Edicion 222

Edicion 221

Edicion 220

Edicion 219

Edicion 218

Edicion 217

Edicion 216

Edicion 215

Edicion 214

Edicion 213

Edicion 212

Edicion 211

Edición 210

Edición 209

Edición 208

Edición 207

Voces del Periodista Edición 321

English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 351

BRI


PARA HACER frente a la guerra financiera de Estados Unidos, es urgente que los BRICS fortalezcan sus vínculos de cooperación en los ámbitos de la economía y las finanzas. El nuevo banco de desarrollo de los BRICS debe aumentar su volumen de créditos, lo mismo el Acuerdo Contingente de Reservas.

 

ADICIONALMENTE, los BRICS deben poner en marcha lo más pronto posible su propia agencia de calificación. Para intensificar su cohesión económica, la implementación de un área de libre comercio echaría abajo las barreras arancelarias y, con ello, incrementaría sustancialmente los intercambios comerciales entre ellos.

En definitiva, si no se toman cuanto antes las medidas pertinentes, los BRICS corren el riesgo de naufragar durante el próximo huracán financiero.

El 15 y 16 de octubre se llevó a cabo en el estado de Goa (India) la octava cumbre de los BRICS, acrónimo de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Hay que reconocer que el encuentro se desarrolló en medio de una situación profundamente crítica para la economía mundial. Sin embargo, los BRICS pusieron de manifiesto, una vez más, su extraordinaria capacidad para transformar un mal momento en una oportunidad para profundizar los vínculos entre ellos desde una perspectiva estratégica.

Después de que las economías de los BRICS gozaran de una ‘época dorada’, en los últimos años sus tasas de crecimiento han sufrido una drástica desaceleración. Frente a esta difícil coyuntura, hoy más que nunca los BRICS necesitan echar mano de las instituciones financieras que presentaron ante el mundo hace un par de años en Fortaleza (Brasil) durante su sexta cumbre.

En abril pasado, su nuevo banco de desarrollo realizó sus primeros préstamos por más de 800 millones de dólares y para 2017 se calcula que los créditos otorgados podrían alcanzar los 2,500 millones de dólares. Asimismo, esta entidad financiera llevó a cabo en julio de este año una histórica emisión de ‘bonos verdes’ (‘green bonds’) en yuanes por un monto equivalente a 450 millones de dólares. Estos títulos financieros, a la vez que incrementan la influencia de la moneda china a escala mundial, sirven para el financiamiento de grandes proyectos de inversión.

 

BRI 2

 

Por su parte, el Acuerdo Contingente de Reservas (CRA, por sus siglas en inglés), dotado de 100,000 millones de dólares, ya está listo para otorgar sus primeras líneas de crédito con el objetivo de estabilizar las balanzas de pagos de los BRICS, según anunció el ministro de Finanzas de la India, Arun Jaitley. Toda vez que la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos amaga permanentemente con subir la tasa de interés de los fondos federales (‘federal funds rate’) y, con ello, detonar una nueva turbulencia financiera mundial, urge que los BRICS incrementen cuanto antes los recursos monetarios de su fondo de estabilización pues, de lo contrario, corren el riesgo de padecer serios estragos por las apuestas especulativas de los grandes bancos de inversiones.

De forma simultánea, los BRICS necesitan abrir nuevos frentes de batalla que desafíen de modo abierto la hegemonía de Estados Unidos y el dólar en el sistema financiero mundial, no solamente a través de los intercambios comerciales en monedas locales sino, por ejemplo, a través de la acumulación de reservas en yuanes entre sus bancos centrales, más todavía luego de que ‘la moneda del pueblo’ (‘renminbi’, en chino) ingresó oficialmente el pasado 1º de octubre en los Derechos Especiales de Giro (‘Special Drawing Rights’), la canasta de divisas de élite creada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a finales de la década de los 60.

Por añadidura, los BRICS tienen la capacidad de articular una gran alianza financiera con poderosos eslabonamientos geopolíticos entre América Latina, Asia, África y el Medio Oriente. Los bancos regionales de desarrollo, que están conformados en su mayoría por los países periféricos, bien pueden servir a este objetivo: el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (AIIB, por sus siglas en inglés), el banco del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) e incluso el Banco del Sur que, finalmente, arrancará antes de que termine este año.

Asimismo, se ha vuelto una imperiosa exigencia para los BRICS la puesta en marcha de una agencia de calificación propia que rompa con el predominio aplastante que Estados Unidos mantiene a través de Fitch, Moody’s y Standard & Poor’s. Estas tres agencias de calificación, más que realizar evaluaciones que se guíen por criterios de tipo técnico, actúan fundamentalmente bajo impulsos de BRI 3carácter político; esto es, como auténticas máquinas de guerra: degradan las notas de los bonos de deuda soberana y, con ello, elevan dramáticamente los costos de financiamiento de países como Grecia, Rusia o Venezuela.

La cohesión económica es otro de los grandes retos, si bien es indudable que se ha venido intensificando de forma sustantiva durante los años recientes: entre 2001 y 2015, el comercio entre los BRICS como proporción de sus intercambios totales se duplicó del 6 al 12%. China es, por mucho, la economía que está más integrada con los demás BRICS. En contraste, los vínculos entre países como la India y Sudáfrica son marginales. Lo mismo sucede entre Brasil y Rusia. Por eso es muy pertinente la próxima implementación de un área de libre comercio entre los BRICS. Sin embargo, además de echar abajo las barreras arancelarias entre ellos, los BRICS necesitan promover la construcción de cadenas de valor de forma conjunta; esto es, integrar sus aparatos productivos para incentivar la industrialización de las economías menos aventajadas.

En conclusión, son muchos los desafíos en el horizonte para estas cinco potencias emergentes. Estoy convencido de que, en lo sucesivo, el éxito de los BRICS dependerá de la capacidad que tengan para reinventarse, de su creatividad para articular nuevas dimensiones de cooperación con vistas a cumplir metas de más largo alcance. Frente a la nueva guerra financiera que prepara Estados Unidos, es momento de que los BRICS vuelvan a la carga…

Economista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).



More articles by this author

La integración latinoamericana en la encrucijada globalLa integración latinoamericana en la encrucijada global
Las iniciativas de integración regional, esas que fueron impulsadas en...
Los bancos centrales del G-7 perdieron la brújulaLos bancos centrales del G-7 perdieron la brújula
  ES INDUDABLE, A LOS BANCOS CENTRALES de los países industrializados...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 57 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Números Anteriores
348
Banner
347
Banner
346
Banner
345
Banner
344
Banner
343
Banner